Madrid Día del Orgullo Gay

25 direcciones imprescindibles de Chueca

Título de la foto
  • Disminuir
  • Aumentar
  • Imprimir
  • Rectificar
  • Enviar a un amigo

Ya se escucha el rugido la marabunta en Chueca. La semana del Orgullo Gay, que tendrá lugar del miércoles 3 al domingo 7 de julio, se cierne sobre el barrio y los vecinos dudan entre huir o entregarse a la guiriGay que tomará las calles en los próximos días. Para quienes visiten la zona en estos días (o en cualquier época del año), hemos confeccionado una completa agenda de 25 direcciones con las que exprimir el barrio: locales para salir, posturear, darse al arte o sentirse como en Chinatown.

Diurno

1. Para maricultas: Diurno (San Marcos, 37). Hasta hace poco era la cafetería en la que los cinéfilos quedaban a hacer manitas por su estupendo videoclub (además de películas destinadas al público gay tienen una cuidada selección de estrenos, cine de autor, clásicos...). Ahora, lo han transformado en restaurante pero la gente sigue haciendo manitas y han mantenido su videoteca. Su dependiente, Juanjo, siempre da grandes recomendaciones.

2. Para trabajar los músculos: Escuelas de San Antón (Farmacia, 13). Desde que el Colegio Oficial de Arquitectos madrileños remodeló las Escuelas Pías de San Antón y dotaron el edificio con piscina y sala de musculación, este lugar se ha convertido en el punto oficial para trabajarse el cuerpo en el barrio. Quizás su único competidor sea el gimnasio de la plaza de la Luna, aunque sus impresionantes vistas a los tejados de la ciudad merecen la pena.

3. Para lucir músculo: Liquid (Barbieri, 7). Este bar siempre ha tenido la fama de ser uno de los bastiones de las musculocas en Madrid. Y lo cierto es que si vas un fin de semana, entiendes por qué. Camisas muy justas, pectorales grandes y house para mover las minúsculas caderas. Al lado, Studio 54 sigue más o menos la misma línea.

4. Para lucir barbas: The Paso (Costanilla de Capuchinos, 1). Parece que la fiebre bear empieza a menguar en el barrio, pese a ello aún quedan muchos locales para presumir de barba poblada, hirsutismo y camisa de cuadros (el uniforme oficial de los osos, vaya). De todos, el más divertido es éste en el que amenizan la velada delirantes videoclips de Rafaella Carrà o Massiel.

5. Para ver shows travestis: LL (Pelayo, 11) y A noite (Hortaleza, 43). Cuesta decidirse entre estos dos clásicos del barrio, que presumen de actuaciones travestis de primera línea. En el primero (advertimos que también hay algún stripper) han reinado grandes como Suppremme Deluxe o La mujer de los globos. En el segundo, se pueden admirar números de transformismo más clásicos pero con mucho arte, del tipo señor antiguo imitando a Sara Montiel.

Griffins

6. Para mayores de 60: Griffins (Marqués de Valdeiglesias, 6). Sí, aunque la publicidad los obvie, también existen homosexuales viejos. Muchos de ellos siguen saliendo y se toman una copita tranquilamente en este bar cuyo aspecto exterior tiene pinta de pub inglés. Si uno quiere un daddy a lo osezno lo suyo es el Hot (Infantas, 9), un pionero en cuanto a bares de osos.

7. Para terminar la noche entre semana: Delirio (Libertad 28). Chueca es un barrio en el que es fácil liarse y que te den las cinco de la mañana... incluso un lunes. Entre los que aguantan con las piernas abiertas hasta tarde, destaca esta cueva en la que nunca falta gente. Para los fines de semana tienen otra sede, Delirio Live, aunque le falta algo de encanto decadente.

8. Para posturear: Mercado de San Anton (Augusto Figueroa, 24). Desde que abrió sus puertas hace ya más de uno año (estos días están de aniversario), este mercado gourmet se ha convertido en todo un centro social a la par que un templo culinario. Los fines de semana cuesta encontrar hueco entre sus puestecitos y su agradable terraza es el place to be para los pudientes del barrio, los guiris y los pijos. Mucho postureo, vaya.

Mercado de San Antón

9. Para tomar el vermut: Taberna Angel Sierra (Gravina, 11). Es una taberna centenaria (lo cual se nota en el polvo de sus botellas de coñac) y por tanto uno de los rincones con más tradición en la plaza. Por su tipismo los fines de semana se llena de guiris, aunque no tenga terraza. Si llega hasta su barra, la recompensa será poder pedir uno de los mejores vermuts de la capital.

10. Para practicar idiomas: El Tigre (Infantas, 30). Sí, sabemos que este bar no es una academia de idiomas, pero dado que suele estar a rebosar de los erasmus que viven en Madrid, no cuesta mucho entablar conversaciones en diferentes, ejem, lenguas. Además, los camareros son generosos repartiendo tapas con las cañas. El único punto en contra es que suele estar hasta la bandera.

11. Para comprar el pan: La Panadería de Chueca (San Gregorio, 1). Lo que fue la tienda de David Delfín acoge desde hace un par de años una de las mejores panaderías de la capital. Sus tres emprendedoras dedican cada semana a un tipo de pan diferente: de semillas, de cebolla, de calabaza... Todas las barras son artesanas y deliciosas.

12. Para reposar: Plaza del Rey. Menos concurrida que la plaza de Chueca o la de Vázquez de Mella, la plaza en la que se ubica el Ministerio de Cultura y la Casa de las Chimeneas con su fuente en el centro y sus bancos de piedra es un buen lugar para sentarse a la sombra a leer, hablar o tomar una caña en sus terrazas (por supuesto, durante el Orgullo está tan llena como el resto del barrio).

13. Para dejarse ver: Válgame Dios (Augusto Figueroa, 43). Sus paredes están llenas de rostros populares, quizá por ello también es un lugar de encuentro para las celebs en el barrio. Lo mismo te encuentras en su terraza departiendo a una sobrina del rey que un político popular o a algún actor. Lo ideal ya que se va a figurar es tomar uno de sus gin tonics. Los precios van ad hoc con su clientela.

14. Para unas buenas vistas: Hotel Óscar (Plaza Vázquez de Mella, 12). Su bar París Tokio cada vez es más conocido, pero lo que de verdad da caché a este hotel es su azotea con piscina y unas inmejorables vistas al icónico edificio de Telefónica. Se puede subir sin ser socio a sus after works y también hacer uso de la piscina (la tarifa es de 20 euros la media jornada y 40 el día entero).

DT Espacio escénico

15. Para sentirse alternativo: DT espacio escénico (Reina, 9). Antes de que se empezase a hablar de microteatro y del circuito teatral off ya existía esta pequeña sala. En sus ciclos siempre se encuentran propuestas interesantes y los trabajos de el Curro DT son garantía de calidad. Otra opción es la pujante Sala Azarte.

16. Para sentirse exótico: Calle de la Reina. Por alguna razón que no acabamos de comprender, esta pequeña vía acumula gran cantidad de asiáticos, algunos con varias décadas de historia en sus aceras: El Janatomo, Dai-Kichi, Udon noodle bar... No es que sea como Chinatown pero si eres fan de la cocina oriental, estás de suerte.

17. Para salir sin gastar mucho: Nike (Augusto Figueroa, 22) y Gris (San Marcos, 29). Ambos son dos clásicos del copiteo barato. El primero (típico bar de yayos) suele estar a reventar y su terraza es muy cotizada cuando llega el verano. En cuanto al segundo, ha vivido tiempos mejores pero sus dos por uno siguen atrayendo y, además, presumen de cuidada selección musical.

18. Para amantes del arte: Mad is Mad (Pelayo, 48). Abierta en 2005, esta galería siempre atenta al talento emergente es también una tienda de arte en la que no hace falta pedir créditos para llevarte a casa cotizadas piezas como las cerámicas de Aitor Saraiba. Con un vistazo rápido a su escaparate siempre dan ganas de entrar. Al lado, está el impresionante ángel de la galería Begoña Malone (Pelayo, 50).

'Berta, Julieta, Yolanda, María y María', en Mad is Mad

19. Para amigos de lo 'Eco': La magdalena de Proust (Regueros, 8). De esta tienda nos gusta todo, empezando por su ingenioso nombre (aunque no sólo tengan bollería). Carnes, aceites y todo tipo de productos ecológicos se apiñan en este local, que también da cursos de cocina vegetariana.

20. Para golosos: El triángulo del dulce. La parte del barrio colindante con Alonso Martínez cuenta con un triángulo de pastelerías que harán chuparse los dedos a más de uno: Pomme Sucre (Barquillo, 49), Mamá Framboise (Calle Fernando VI, 23) y la centenaria La Duquesita (Fernando VI, 2). La primera está especialmente indicada para los adictos al chocolate, la segunda (siempre llena de señoras merendando) para los pastelitos y la tercera y más tradicional es conocida por sus palmeras de chocolate.

21. Para un café con encanto: Café Belén (Belén, 5). Con su luz tenue y sus amplios ventanales, es uno de los cafés con más encanto no sólo del barrio, sino de toda la ciudad. Ideal para primeras citas (sí, aquí también se hacen manitas) y para charlas relajadas a la luz de sus velas. Al lado está el Café Madrid, con el que comparte ese toque antiguo y con mucho charme.

22. Para niños: Sueños Polares (Regueros, 10). Hay que reconocer que Chueca no es un barrio para niños, apenas hay parques ni guarderías. Al menos, el barrio cuenta con una tienda de ropa para niños hasta 16 años de lo más molona. Con prendas de diferentes marcas y un nombre evocador (nos encanta esa canción de Family), pasar ante su escaparate siempre da gusto.

23. Para gastrónomos: A punto (Pelayo, 60). Autodenominado centro cultural del gusto, esta librería especializada en gastronomía cuenta con más de 3.000 referencias para encontrar desde un libro de recetas de la abuela hasta el método para hacer esferificaciones de erizo de mar. Además, en su parte baja cuentan con una sala de cata y cocinas donde se imparten talleres.

24. Para lectores: Berkana (Hortaleza, 62). La crisis ha obligado a esta histórica librería a mudarse al local vecino (algo más pequeño), pero su propietaria, Mili Hernández, ha mantenido toda la esencia de este buque insignia de la cultura LGTB. Alta literatura (de Proust a Cunningham) y cómics rosas (no falta Ralph König) se dan la mano en sus estanterías.

25. Para amantes de los musicales: Bambalinas bar (Pelayo, 74). Pocas cosas son tan gays como un musical y, en ese sentido, es normal que en el barrio exista bar dedicado a los musicales. Así, frikis del género pueden escuchar temazos de Sondheim, Lloyd Weber y divas como Barbra o Liza Minelli mientras se toman unas cervezas.

5 » Comentarios ¿Quieres comentar? Entra o regístrate

  1. Javier Gonzalez meirk 28.jun.2013 | 18:35

    #1

    POR FAVOR!!!! No conocéis Magasand??? Los mejores sandwiches de Europa! http://magasand.com/ NO sois de Madrid si no visitáis Magasand

  2. BORJAANTONIO 28.jun.2013 | 22:59

    #2

    Hola a todos,soy asiduo de chueca, lo conozco creo que bastante bien, y he escrito dos novelas sobre el ambiente gay y los gays. Muy buena y acertada esta selección de lugares, aunque faltan, claro,algunos de toda la vida, pero eso es normal en toda selección. Un beso a todos, gays y no gays.

  3. jocor80 29.jun.2013 | 01:07

    #3

    25 sitios del barrio Chueca y no poner ninguno de la Plaza de Chueca me parece grave, es la plaza por antonomasia, con menor aspecto cada vez, y con terrazas y bares que valen mucho la pena. Por elegir me quedo con un sitio que lleva un par de años abierta, La Chuequita.

  4. levantin 29.jun.2013 | 06:23

    #4

    @jocor80 Taberna Angel Sierra (Gravina, 11)está, de hecho, en la plaza.

  5. jocor80 29.jun.2013 | 12:29

    #5

    @levantin tienes toda la razón, se me ha saltado la mítica taberna.

Queremos saber tu opinión
Usuario registrado
Recordadme en este ordenador
Recuperar contraseña »
¿Eres un usuario nuevo? Regístrate