Pop Entrevista

Haim, sueños de California

Título de la foto
  • El mundo entero está pendiente del primer álbum de Haim, la banda formada por tres hermanas que aspiran a ser la revelación del año

  • Entrevista con Alana Haim: "Pasamos de tocar en un club ante 50 personas y grabar un single para nuestros amigos a tocar en pabellones deportivos"

  • Disminuir
  • Aumentar
  • Imprimir
  • Rectificar
  • Enviar a un amigo

Apunten esto: Haim. Aparte de ser una palabra hebrea que significa "vida", es también el apellido de tres hermanas (Este, Danielle y Alana) del Valle de San Fernando, en California, y el nombre de la banda que, entre otras cosas, ha sido seleccionada por la BBC como la más prometedora para la industria musical en 2013: un reconocimiento que, en temporadas anteriores, fue otorgado a artistas como Adele o James Blake, y que ha hecho de su álbum de debut, Days Are Gone, uno de los más esperados del momento.

¿Qué ha llevado a crear esta expectación? No tanto la originalidad de su historia (parecen una réplica femenina exacta de aquel otro grupo de hermanos llamando Hanson), como la frescura y el desparpajo que ofrecen en sus directos, su pericia como intérpretes (todas ellas tocan varios instrumentos), su relativa juventud (entre 20 y 25 años), una efectiva mezcla de estilos musicales amigables para la radiofórmula -el sonido hippy de su tierra, el AOR, el pop y rock clásicos o el R'n'B y el urban de la actualidad- y un meditado plan estratégico que las ha llevado a entregar su material de forma gradual, con un primer EP, Forever, publicado en julio de 2012, y tres sencillos posteriores que han ido abriendo boca de cara a este primer largo.

Ha influido también en ello una combinación entre perfeccionismo, inseguridad y una lentitud que revela que, aunque sueñan en voz alta, también tienen los pies muy en el suelo.

"¿Que si nos gustaría llegar a millones de personas? No estamos intentando eso, definitivamente. No queremos perder la cabeza, queremos controlarlo todo y hacerlo todo bien. Creo que si llegas muy rápidamente a lo más alto, la caída es muy rápida también", explicaba Alana, la menor de las tres hermanas, en una conversación telefónica sostenida en febrero, cuando todavía se encontraban en plena grabación del álbum (su retraso, de hecho, pilló a contrapié hasta a su compañía discográfica, que inició las entrevistas promocionales con una antelación inusual).

"Queremos crecer poco a poco -añade-, encontrar nuestro sonido, gradualmente, y tener longevidad como banda. Vamos a nuestro ritmo, pensando mucho cada cosa que sacamos, lo que vamos dejando sonar en la radio... Hay gente que ha protestado porque lleva escuchando las mismas canciones durante meses, pero es que somos muy perfeccionistas con todo. Nos gustaría llegar al nivel de Florence & The Machine, Mumford & Sons y nuestras bandas favoritas, pero en su momento. Tenemos que mejorar aún mucho, mucho. Esperemos que lo consigamos".

Sin duda, en toda esta filosofía tienen mucha influencia sus padres, Mordechai y Donna Haim, ambos músicos también, y que iniciaron a sus hijas en ese arte desde la más temprana edad. Mientras ellas estaban todavía en el colegio, las enrolaron en un grupo familiar, Rockinhaim, con el que interpretaban versiones de clásicos de los 60 y 70 en ferias benéficas locales. "Yo era muy pequeña, tenía seis años cuando dimos nuestros primeros conciertos. Tocaba desde los cuatro", recuerda Alana.

"Crecí con ello, pero no me di cuenta de lo interesante que era tener un grupo con tus padres, me parecía normal, pensaba que todo el mundo lo hacía y tocaba instrumentos. Fue ya en el instituto cuando me di cuenta de que esto era muy raro y muy loco. En ese punto me empezó a parecer un poco vergonzoso, pero fue un periodo de tiempo muy breve. Valoro más que nuestros padres nos animaran a hacer música rock. Luego -prosigue- estudié clásica y ópera, empecé a hacer góspel también, pero fue realmente interesante practicar con el rock clásico para aprender los diferentes cambios de acordes, melodías... fue como una escuela para mí. Realmente ayudó a nuestra composición y a darnos cuenta de que una buena canción no tiene por qué ser muy complicada, que no hay nada como una buena melodía. Me siento muy agradecida de haber aprendido todo eso a una edad tan temprana".

Paralelamente, sus hermanas mayores harían sus pinitos en la industria como componentes de The Valli Girls, un efímero grupo adolescente de chicas que fue instantáneamente definido como el heredero de otras formaciones femeninas californianas como The Go-Go's o Bangles. Firmaron con Columbia y en su canción >em>All American Girls revelaban claramente su espíritu: "No nos gusta Britney/ y no hacemos playback en la MTV", cantaban.

Esto fue en 2005. Un año después, Este y Danielle creaban Haim con la incorporación de Alana y, posteriormente, añadían al batería Dash Hutton para sus conciertos. El primero sería en una fecha mágica: el 7 del 7 de 2007.

La cosa, por tanto, no ha sido tan fulgurante, como rememora la tercera hermana. "Me doy cuenta de todo el tiempo que ha pasado. Grabamos nuestro primer EP hace un año y desde entonces han sido unos meses de locura: pasamos de tocar en un club ante 50 personas y grabar un single que creíamos que sólo iban a escuchar nuestros amigos a tocar en pabellones con Mumford & Sons. Ha sido casi como un choque cultural, algo que nunca nos habíamos imaginado".

"Llevamos seis años tocando juntas y durante los cinco primeros no pasaba nada, tocando cada mes en garitos pequeños, tocando y tocando, grabando y grabando maquetas, y nada ocurría. Por eso estamos tan felices ahora y pasándolo tan bien, encantadas de que la gente nos haya descubierto y les guste nuestra música. Nos sentimos realmente muy contentas y muy optimistas de cara al futuro".

Sin duda, el primer toque de atención les llegó con el citado reconocimiento de la BBC. De hecho, se les ha prestado más atención en el Reino Unido que en su país, algo que ellas agradecen: "Cuando eso sucedió, estábamos en Estados Unidos preparando el disco y no nos dimos cuenta de lo que estaba sucediendo en Europa, no sentimos toda la locura y no sabíamos que salíamos en las noticias y en la radio todo el rato. Me alegro de que nos hubiese pillado aquí en el estudio, porque si no seguramente se nos habría ido la pinza y eso nos habría despistado de todo lo que estábamos haciendo. Aquí las cosas son más tranquilas".

Otro hito británico sería su doble actuación este verano en el Festival de Glastonbury: además de su propio, y celebrado, concierto, fueron las vocalistas invitadas en varios temas del de Primal Scream. "Siempre nos hemos considerado más una banda en directo", certifica Alana. "De hecho, odiamos el estudio. Nos encanta tocar en vivo, ver a la gente y cómo reacciona. Me siento honrada con que guste, porque nos hemos pasado mucho tiempo perfeccionando nuestro show. Tengo muchísimas ganas de tocar en España", añadía.

"Nuestros directos son más rock, pero en el álbum hay canciones más bailables, con influencias y ritmos del hip hop y el R'n'B. Con el rock clásico es con lo que hemos crecido y a todas nos encanta, pero lo que queríamos hacer con el disco es que fuera más moderno y accesible para el público más joven". Al pedirle que profundizase más en sus intenciones creativas, ella añadía: "Creo que cada vez que componemos una canción hay siempre una emoción que llega y que queremos transmitir. Muchas de ellas van sobre lo típico, los chicos, problemas y ese tipo de cosas con las que creemos que todo el mundo se puede identificar. A toda la gente le han roto el corazón alguna vez. Nosotras recibimos muchos mensajes en plan: "¡Oooh, acabo de romper con mi novio y vuestro EP me ha hecho sentir mejor!".

"En general, se trata de canciones que alguien, chicas y chicos, puedan poner para animarse y sentirse más fuertes. Nos gusta conseguir eso cuando escuchan nuestra música. Y, además, queremos que bailen con ella. No nos gustaría que el público que viene a nuestros conciertos se quedase sentado mirándonos, sino que se lo pase guay y se divierta. La mejor noticia que podemos tener es que la gente baile en ellos, y es una forma de certificar que hemos cumplido nuestro objetivo".

Escucha nuestra playlist de actualidad en Spotify:

Queremos saber tu opinión
Usuario registrado
Recordadme en este ordenador
Recuperar contraseña »
¿Eres un usuario nuevo? Regístrate