Cine Europa

Maestros del cine europeo en activo

Título de la foto

Jean-Luc Godard

  • Un repaso a los próximos proyectos de los cineastas más veteranos y lúcidos del Viejo Continente

  • Disminuir
  • Aumentar
  • Imprimir
  • Rectificar
  • Enviar a un amigo

El estreno este viernes de Tú y yo, dirigida por Bernardo Bertolucci con 71 años desde una silla de ruedas, es todo un acontecimiento. No solo porque el cineasta llevaba más de una década de silencio, ni porque Soñadores parecía erigirse como el fallido epílogo de su filmografía, sino porque nos recuerda que todavía queda una docena de maestros europeos del cine aún en activo, capaces de demostrar con sus películas que no hay nada más revolucionario que la vejez.

En Francia, desaparecidos dos grandes nombres de la Nouvelle Vague como Eric Rohmer y Claude Chabrol, los que siguen dando guerra con una vitalidad encomiable son Jean-Luc Godard y Alain Resnais. El primero, después de experimentar con el vídeo de alta definición en Film socialisme y participar en la película colectiva 3x3D, ahora se ha lanzado a otra de sus aventuras con los formatos, rodando en 3D Adieu au langage. Fiel a sus habituales collages, Godard utiliza aforismos filosóficos, fragmentos de películas, vídeos caseros y fotografías para elaborar un ensayo metalingüístico con la excusa de una crisis de pareja.

Resnais, más enérgico que nunca a sus 91 años y con Vous n'avez rien vu todavía pendiente de estreno en nuestro país --si es que alguna vez llega a estrenarse, tal y como está la distribución en España--, está actualmente preparando con su troupe habitual (Sabine Ázema, André Dussollier) Aimer, boire et chanter, basada en una obra teatral de su autor fetiche, Alan Ayckbourn.

En tierras francesas también se encuentra refugiado Roman Polanski, que presentó en Cannes su polémica versión de La Vénus à la fourrure, con sus características dosis de claustrofobia, humor y tensión sexual entre un director de teatro (Mathieu Amalric) y una actriz deseosa de ser elegida para su próxima obra, interpretada por Emmanuelle Seigner, la propia mujer de Polanski. Ahora mismo, el cineasta de origen polaco está concretando su próximo proyecto, D, una película sobre el caso Dreyfus con la que pretende plantear una reflexión actual sobre "el antiguo espectáculo de la caza de brujas de un grupo minoritario, la paranoia de la seguridad, los tribunales militares secretos, las agencias de inteligencia fuera de control, encubrimientos gubernamentales y una prensa rabiosa".

Mike Leigh

Mientras tanto, en Inglaterra Ken Loach y Mike Leigh siguen a lo suyo. Loach con el documental El espíritu del 45, presentado en el pasado Festival de Berlín, con el que pretende rescatar del olvido el panorama político y social inglés posterior a la Segunda Guerra Mundial, un período en el que se fundó el Sistema Público de Salud, la propiedad estatal y el concepto de bien público. O, dicho por el propio cineasta: "Creí que era importante recobrar la memoria de aquellos que levantaron el espíritu del 45, a los que se ha borrado prácticamente de la historia. Hoy en día la economía y los mercados lo inundan todo. Es hora de recordar la importancia de los servicios públicos, del valor de trabajar juntos, colaborando, no compitiendo".

Por su parte, Leigh está inmerso en la preproducción de un biopic sobre el pintor J.M.W. Turner, que se estrenará en 2014. "Lo que más me fascina de Turner", explica el director de Secretos y mentiras, "es el drama que supone la tensión entre este impulsivo y excéntrico pintor y el mundo épico e intemporal que evocan sus obras maestras". Menos conocido para el gran público pero con gran tirón entre la cinefilia, Terence Davies también prepara un biopic, el de la poetisa americana Emily Dickinson. A Quiet Passion es su título y no es el único trabajo en marcha de Davies, que también está en las primeras fases de desarrollo de Sunset Song.

Werner Herzog

Lo del biopic parece una pandemia, porque al otro lado del charco el alemán Werner Herzog se está arremangando la camisa para afrontar Queen of the Desert, una de sus películas más ambiciosas y de mayor presupuesto, sobre la vida y milagros de la escritora, arqueóloga, política y espía británica Gertrude Bell (Naomi Watts). Y como es un tipo que ama el riesgo, Herzog ha elegido nada menos que a Robert Pattinson para dar vida a T.E. Lawrence, el inolvidable Lawrence de Arabia.

Wim Wenders

Su compatriota Wim Wenders, después del éxito que supuso su primera experiencia con el 3D, Pina, repite formato para filmar Everything Will Be Fine, un drama protagonizado por un escritor (James Franco) que acaba con al vida de un niño accidentalmente. También en EEUU continúa la carrera de Ridley Scott, con una batería de proyectos prácticamente inabarcable, pero hay muchas dudas sobre lo que queda de 'europeo' y de 'maestro' en el director de Prometheus.

Desaparecido Berlanga, en España solo nos quedan el incombustible Carlos Saura, que cuenta con Antonio Banderas para dar vida a Picasso en 33 días (los que el artista tardó en pintar el Guernica) y Víctor Erice, inédito en el largometraje desde 1992 pero aún en activo a través de cortos y mediometrajes alejados del circuito comercial. En su último trabajo hasta la fecha, el segmento Vidrios partidos en la película colectiva Centro histórico, comparte créditos con el hombre que amenaza seriamente con enterrarlos a todos, el portugués Manoel de Oliveira, que pese a sus 104 años (¡104 años!) ya está rodando su (¿última?) película A igreja do diabo.

Queremos saber tu opinión
Usuario registrado
Recordadme en este ordenador
Recuperar contraseña »
¿Eres un usuario nuevo? Regístrate