Metropoli

Blog Soñar despierto

Comedias españolas invernales

Con "Ocho apellidos catalanes" emprendiendo una lenta pero inexorable retirada de la cartelera, 35 milloners de euros después, ya están salidas del horno y casi listas para servir las dos nuevas comedias románticas españolas que van intentar aprovechar su estela. Son "Embarazados", de Juana Macías, que se estrenará el viernes 29 de enero, y "Tenemos que hablar", de David Serrano, que llegará a las pantallas el 26 de febrero.

Alexandra Jiménez y Paco León en "Embarazados"

Protagonizada por Paco León y Alexandra Jiménez, "Embarazados" cuenta la historia de una pareja de treintañeros que no puede tener hijos porque ella es "premenopáusica" y él tiene los espermatozoides "vagos y anormales". Así que se lanzan a la siempre espinosa aventura de probar con la inseminación in vitro, con todos los problemas personales, laborales y sociales que conlleva. Y con el añadido de que él no está muy por la labor de convertirse en padre y dejar de ser un moderno peterpán.

Este filme es un perfecto ejemplo de cómo, a veces, las partes valen más que el todo. Hay chistes que funcionan estupendamente (sobre todos los que regala Karra Elejalde, graciosísimo como un ginecólogo muy peculiar que se pasa el tiempo haciendo metáforas deportivas) y la química entre la pareja protagonista, dos actores que se mueven como pez en el agua en el género, es excelente. Pero el conjunto resulta deslavazado, sin que esos buernos chistes estén demasiado bien hilados entre sí. Y, para rematar, el final es pedestre y está muy mal resuelto; es lo que tiene preferir un final feliz y absurdo a un final un poco más meláncólico pero coherente y realista.

Entre los secundarios se encuentra Ernesto Sevilla, un excelente humorista que está intentando convertirse en actor, con resultados más que discretos: funciona mejor como ejecutor de chistes que como elemento de la historia. Algo que no sólo se puede comprobar en "Embarazados", sino también en "Tenemos que hablar", porque en esta segunda comedia también aparece como secundario, en un papel prácticamente calcado, el de mejor amigo y casi asesor espiritual del protagonista.

Michelle Jenner y Hugo Silva en "enemos que hablar"

Cuarto largometraje de David Serrano, este filme es el mayor fiasco de su filmografía. Y falla precisamente en la que es la gran especialidad de Serrano, el guion. El punto de partida es gratuito y completamente inaceptable: una chica quiere el divorcio de su primer marido, del que lleva tiempo separada, para casarse otra vez pero, como a su ex las cosas le van bastante mal, decide montar una farsa demencial para que recupere su autoestima. Y, claro, todo lo que pasa a partir de ahí, también. Por no hablar de ciertos guiños al slapstick completamente fuera de lugar.

Los problemas de cásting son otra baza en su contra. Michelle Jenner, una actriz de moda gracias a las teleseries, está un tanto verde para un género tan complicado como la comedia y le cuesta cargar sobre sus hombros con el peso de la película que le corresponde, que es mucho. Hugo Silva funciona en las escenas más sentimentales y no se le ve suelto en las más cómicas. Y los secundarios Verónica Forqué y Óscar Ladoire han tenido mejores momentos... quizá porque han defendido mejores personajes.

No hace falta ser ningún vidente para adivinar que no van a llegar ni de lejos a las cifras de los apellidos. En cualquier caso, como siempre, el público será el que tenga la última palabra.


Queremos saber tu opinión
Usuario registrado
Recordadme en este ordenador
Recuperar contraseña »
¿Eres un usuario nuevo? Regístrate