Metropoli

Blog Soñar despierto

Dos estrellas para el futuro

Ganadora de la Palma de Oro en el último Festival de Cannes, la producción francesa "La vida de Adele", de Abdellatif Kechiche, ha sido aclamada en muchos círculos como una indiscutible obra maestra. No estoy totalmente de acuerdo. porque si la primera parte, que dura aproximadamente una hora y media, es una auténtica maravilla sobre cómo nace y se desarrolla una apasionada relación amorosa (en este caso, lésbica, pero eso es lo de menos), la segunda parte, sobre el irrefrenable e inevitable declive de esa relación, es algo menos brillante, algo más tópica, algo más previsible... fluye con menos naturalidad. Con todo, se trata de una extraordinaria y altamente recomendable película.

Por su parte, la española "Vivir es fácil con los ojos cerrados", de David Trueba, es un muy bonito ejercicio de estilo, una lúcida mirada a la plomiza España semisubdesarrollada de los años 60, filtrada a través del viaje iniciático por Almería de tres solitarios (un profesor de inglés que persigue un sueño imposible; una adolescente embarazada que huye de sí misma, y un muchacho que no sabe lo que quiere pero sí sabe lo que no quiere) a los que han reunido los caprichos del azar. Muy acertadamente, Trueba opta por darle al filme un tono entre nostálgico y evocador, muy melancólico, en el que no faltan un agradecible sentido del humor. Es, ésta, otra película altamente recomendable.

¿Y qué es lo que tienen en común ambos filmes, tan aparentemente distintos entre sí? Pues que están protagonizados por dos actrices semidebutantes, prácticamente desconocidas para todo el mundo, que, a tenor de lo visto en estas cintas, están llamadas a convertirse en un futuro muy cercano en dos grandes estrellas de esta cosa llamada Cine. Se llaman Adele Exarchopoulos y Natalia de Molina.

Adele Exarchopoulos, junto a Lea Seydoux

Con semejante apellido, son más que evidentes los orígenes griegos de Exarchopoulos, que está a punto de cumplir 20 años. Dotada de una belleza muy poco convencional (es alta y no precisamente anoréxica), su mirada es de las cosas más desarmantes que se han visto en una pantalla en mucho tiempo. Además, su rosttro aniñado le confiere una expresión ingenua e inocente que contrasta poderosamente con su desinhibición y su capacidad para protagonizar las escenas sexuales más tórridas del siglo XXI. Y la forma en que juega ante la cámara con su pelo, ora recogiéndoselo, ora soltándoselo, demuestra unas tablas impropias de su juventud.

Presente en prácticamente todos los planos a lo largo de las tres horas de metraje, su refrescante naturalidad se combina con un perfecto dominio de los espacios y las situaciones y, en mi opinión, está incluso un punto por encima de su compañera Lea Seydoux, entre otras cosas porque su papel es algo más complicado, requiere mayor interiorización y mayor contención, que ella mide con precisión milimétrica. En resumen, lo borda.

Natalia de Molina, con Javier Cámara y Francesc Colomer

Por su parte, Natalia de Molina es una veinteañera jiennense que confirma, una vez más, el perfecto ojo clínico de David Trueba a la hora de desarrollar cástings femeninos (no olvidemos que él descubrió a Lucía Jiménez en "La buena vida") y a la hora de dirigir actrices. Y volvemos a hablar de una belleza nada convencional, con ese perfil griego, y de unos ojos extremadamente expresivos. En un complicado y atormentado papel, en el que sus silencios han de ser más comunicativos que los diálogos que pronuncia con un cerrado acento andaluz, luce un desparpajo y un saber estar nada habituales en una debutante. La solvencia con que resuelve sus mano a mano con Javier Cámara es digna de toda una veterana, con muchas batallas a sus espaldas. En resumen, también lo borda.

Como queda dicho, talento y belleza les sobran. Sölo falta que sepan acertar en su próximos proyectos para que se cofirmen definitivamente como dos miembros más, y de los más brillantes, de ese universo de los sueños que es el firmamento cinematográfico.


Queremos saber tu opinión
Usuario registrado
Recordadme en este ordenador
Recuperar contraseña »
¿Eres un usuario nuevo? Regístrate