Metropoli

Blog Soñar despierto

Hijas de p... apá

Sofia Coppola en "El padrino III". ¿La peor interpretación de la historia?

Ambas son neoyorquinas y ambas nacieron en años acabados en 1 (aunque con una década de diferencia). Las dos lucen apellidos ilustres, uno del cine y el otro de la hotelería. Las dos han intentado ser actrices y se han estrellado ante su evidente falta del más mínimo talento. Las dos viven de explotar al máximo sus conexiones familiares y cuentan con el apoyo incondicional de sus progenitores. Las dos se dedican a castigarnos periódicamente, la una perpetrando películas infumables (habrá quien defienda "Lost in Translation", pero el paso del tiempo la está poniendo en su lugar) y la otra siendo famosa de las de porque sí.

Paris Hilton en "La casa de cera". Inenarrable.

Con trayectorias tan paralelas, estaba claro que, antes o después, Sofia Coppola y Paris Hilton estaban condenadas (y con ellas, ay, nosotros) a cruzarse. Así sucede en la película "The Bling Ring", que llega a las pantallas españolas el próximo viernes 11 de octubre. La dirige la primera y la segunda, además de aparecer es un par de cameos autointerpretándose (y hasta eso lo hace mal), es ni más ni menos que el Leitmotiv de la historia. Porque "The Bling Ring" recrea la historia real de un grupo de adolescentes pijos californianos (cuatro chicas y un gay), rendidos admiradores de la Hilton y de su ¿estilo?, que se dedicaban a robar en casas de famosos cuando éstos estaban de viaje: asalataron en varias ocasiones el domicilio de Paris y también se dieron un paseo por el de Lindsay Lohan o el de Miranda Kerr. No necesitaban robar ni eran cleptómanos, simplemente querían parecerse a sus ídolos y llevar su ropa y sus joyas. Qué tiempos aquellos cuando los adolescentes querían ser como John Travolta u Olivia Newton-John...

Los cinco protagonistas de "The Bling Ring", con Emma 'Hermione' Watson en el centro.

Lo peor de la película no es que sea mala de solemnidad, que esté pésimamente dirigida y peor interpretada (salvo Emma Watson, que se está convirtiendo en una actriz a tomar muy en cuenta, muy lejos ya de la Hermione de "Harry Potter"), que la fotografía sea fea o que la selección musical que la ilustra esté hecha por una persona sin oído, gusto ni sentido común. No. Lo peor de la película es que la directora entiende a sus personajes y hasta parece que los justifica, lo que viene a ser un equivalente de justificar la estupidez supina. Está claro que la propia Sofia es consciente de que en ella hay algo de Paris y viceversa.

Eso sí, como documento sociológico el filme no tiene precio; es un perfecto retrato del punto de estulticia alcanzado por la sociedad capitalista en estos primeros años del siglo XXI. Dentro de unas décadas podrá ser objeto de estudio para intentar explicarle a futuras generaciones, si las hay, cómo han llegado a donde llegarán.


14 » Comentarios ¿Quieres comentar? Entra o regístrate

  1. trifido 05.oct.2013 | 17:38

    #11

    La película" Lost in translation" es aburrida, y a lo sumo un chiste aprovechable, por lo demás me aburrió soberanamente, así que @darko84 en absoluto era usted un bicho raro...

  2. voyagerm 05.oct.2013 | 17:39

    #12

    Aparte de que el autor destila un tufillo homófono que asusta: "cuatro chicas y un gay". ¿Por qué no cuatro chicas y un chico o cuatro chicas heterosexuales y un homosexual?

  3. luxebourg 05.oct.2013 | 18:11

    #13

    ¡Bravo Alberto! Coincido plenamente contigo. No obstante, lo único que se salva de Sofia Coppola son las vírgenes suicidas. El resto, Lost in translation, María Antonieta, y no olvidemos el truño de Somewhere: infumable. La Coppola tiene todos los defectos de la americana pija que va de "boba" parisina (no en vano se ha casado con el cantante del grupo Phoenix). Vamos, que se cree una sacerdotisa del hipsterismo pijo-underground, pero es una ñoña insufrible con enorme facilidad para vender humo y producir bodrios. Siempre habrá algún moderno del Barrio de Salamanca para defenderla, pero el personaje es indigesto.

  4. jruizllamas 05.oct.2013 | 18:37

    #14

    Estoy de acuerdo con los lectores, me parece que criticar es gratis, y que ademas estas dos mujeres deberían de servir de ejemplo. Hilton es millonaria pero posee, a parte de como sea, capacidades de empresaria que me gustaría que muchos españoles tuvieran. No lo necesita y trabaja, tiene mas de 200 tiendas abiertas por todo el mundo, tiene una organización benéfica, hace cine (aunque sea terrible, música (me reservo la opinión), perfumes, ademas de muchas otras cosas. Lo de beneficiarse de sus familias... como Urdangarin, o "los Malaya", pero estas dos chicas lo hacen por salir adelante y hacer algo interesante con sus vidas. Que hay de malo? es mejor cobrar el paro y estar en casa sin trabajar? O ser hija de un millonario y no hacer nada? Heredan apellidos pero intentan, a su manera, hacer su hueco.

Queremos saber tu opinión
Usuario registrado
Recordadme en este ordenador
Recuperar contraseña »
¿Eres un usuario nuevo? Regístrate