Metropoli

Blog Soñar despierto

Resumen de 2012 (II): Lo peor

No ha sido nada fácil seleccionar las diez películas que menos me han gustado de este año, porque la cosecha ha sido, en general, mediocre tirando a muy mala. Así que seguro que echarán más de una en falta... No son necesariamente las peores, sino las más decepcionantes, fallidas, indignantes o todo a la vez. Y, como ninguna merece destacar sobre la demás, van ordenadas por riguroso orden alfabético.

Amanecer. Parte 2. Tan insoportable como todas las entregas anteriores. Lo único bueno que se puede decir de ella es que por fin se ha terminado la infernal saga.

Bajo amenaza. Nicolas Cage poniendo su habitual cara de perro apaleado. Nicole Kidman no poniendo ninguna cara porque no puede mover los músculos. Y una historia vista mil veces y pésimamente contada.

Cosmópolis. ¿En qué estaría pensando David Cronenberg cuando apostó por el peor actor de todos los tiempos, Robert Pattinson? ¿En qué estaría pensando David Cronenberg cuando decidió rodar una cosa tan pedante, presuntuosa y estólida?

En tierra de sangre y miel. Como actriz, Angelina Jolie tiene un pase, pero como realizadora no hay por dónde cogerla, porque desconoce las reglas básicas. Y, además, se permite ser maniquea y manipuladora hablando de la guerra de los Balcanes desde el atrevimiento que da la ignorancia.

Holmes & Watson. Madrid days. Un síncope le daría a Arthur Conan Doyle si se levantara de su tumba y viera a sus personajes convertidos en esfinges en un Madrid de cartón piedra recitando diálogos impostados en larguísimos y plúmbeos planos.

Holy motors. Leos Carax siempre fue un provocador y una narcisista. Pero aquí se le ha ido demasiado la mano y el resultado es un exabrupto irritantemente insufrible.

Los infieles. El director y el protagonista de "The artist" se cargan de un plumazo el prestigio ganado con ese filme perpetrando esta supuesta comedia sobre el amor y el sexo, compuesta por diversos sketches,. Y digo que se supone que es una comedia porque, en realidad, es una soberana patochada.

El secreto de los 24 escalones. Llamar a esta cosa película ofendería hasta a Ed Wood. No hay guion, no hay dirección, no hay producción, no hay interpretaciones... Como dije en su momento, una seria candidata al título de peor película española de todos los tiempos.

Si de verdad quieres... La química entre Meryl Streep y Tommy Lee Jones es, sencillamente, inexistente. Ítem más, los dos están horrorosos en este bobalicón manual new age de autoayuda para parejas en crisis.

Sin rastro. Un thriller indescriptible, mareante e inaceptable, con una protagonista, Amanda Seyfried, que parece decidida a aceptar siempre los peores papeles que le propongan. Aquí está insoportable, poniendo cara de loca mientras intenta convencernos de que está cuerda. A todo esto, el director no sabe muy bien que hacer con un argumento delirante.


Queremos saber tu opinión
Usuario registrado
Recordadme en este ordenador
Recuperar contraseña »
¿Eres un usuario nuevo? Regístrate