Metropoli

Blog Miradas al fresco con...

Archivo ENE2014

Algo más que noticias

Pollock, Picasso y Basquiat reciben en un gran mural. Menudos anfitriones. Julio Rey tenía necesidad de expresarse de un modo distinto a como lo hace cada día junto a José María Gallego en la página 2 de EL MUNDO y se destapó su otra faceta: la de pintor. "En el periódico, la realidad te va imponiendo el tema y el ritmo, con la pintura he querido sosegarme un poco, alejarme de la hora de cierre".

'Una celebración de la pintura'

Frente a los encargos de mártires, santos o caballos desbocados, Caravaggio decidió que su pequeña obra maestra fuera una cesta de fruta de solo 40x60. El italiano, explica Alberto Corazón, se sintió libre con un tema modesto que huía de la grandilocuencia del barroco. En esa cesta de frutas, expuesta en la Pinacoteca Ambrosiana de Milán, Corazón encontró el motivo principal para la muestra que tiene abierta en la galería Marlborough de Madrid, a la que ha puesto el curioso título '¿Es la memoria un cazador furtivo?'.

Un camino al pasado

Los portugueses tienen a Domingos Sequeira (1768-1837) en el mismo altar que los españoles colocamos a Francisco de Goya. Es el artista más importante de su época y, sin embargo, para nosotros es un desconocido. El Museo del Romanticismo se ha propuesto subsanar esta carencia.

La resurrección de la pintura

Son cinco artistas españoles, volvieron a la pintura después de los experimentalismos de los 70 y ahora se reencuentran en el Palacio de Velázquez del Retiro.  Alfonso Albacete, Miguel Ángel Campano, Ferrán García Sevilla, Juan Navarro Baldeweg y Manolo Quejido integran la muestra  'Idea Pintura Fuerza', con la que el Museo Reina Sofía exhibe obras de un periodo de grandes cambios, el comprendido entre 1978 y 1984.

Color y coincidencias

Dos artistas americanos, con obras en las que investigan el color de una forma similar, coinciden en una exposición en la galería Cayón de Madrid (en el espacio Blanca de Navarra). El estadounidense Donald Judd (1928-1994), uno de los máximos exponentes del minimalismo, y el venezolano Alejandro Otero (1921-1990) fueron contemporáneos y trataron sus obras como objetos, más allá de esculturas o pinturas.