Metropoli

Blog Miradas al fresco con...

Archivo 2013

Sin lugar para el vacío

Mira satisfecho su exposición porque, cuenta, estos cuadros son especialmente intensos y necesitan espacio entre ellos. En el estudio, unos se amontonan sobre otros. José Manuel Broto (Zaragoza, 1949) presenta en la galería Fernández Braso de Madrid 'Secos arabescos', una selección de obras pintadas en este mismo 2013 a punto de terminar con una característica común: no hay espacio para el vacío. De ahí que precisen de aire entre ellas. Requieren su propio sitio.

Fotógrafos subjetivos

El Espacio Fundación Telefónica muestra una selección de la colección de fotografía contemporánea de la empresa de telecomunicaciones y, en sus imágenes, subyace la cuestión de si es posible la objetividad. Pueden verse imágenes de Andreas Gursky, Paul Graham o Cindy Sherman.

La Historia se cuenta así

La misión era contar la Historia de este país de los últimos dos siglos y vieron cómo los relatos no podían estar entrelazados sólo por documentos vitales, fotografías importantes y obras de arte, como las expuestas de Sorolla o Gutiérrez Solana. En 'España contemporánea' hay de eso, por supuesto, pero se le suman instantáneas familiares, el 'no nos moverán' de la serie 'Verano Azul' (el himno del barco de Chanquete), la discoteca Pachá y spots de los 60 en los que las señoritas miraban ya con ojos picarones.

La belleza de lo común

El Círculo de Bellas Artes dedica una retrospectiva al fotógrafo catalán con el título de 'Obras maestras' en la que se exhiben sus instantáneas más conocidas en las que no importa las veces que se hayan visto: se siguen descubriendo detalles. Y se admira esa composición perfecta.

Los sonidos de una tragedia

¿Cómo se expresa una tragedia de las magnitudes de la de Fukushima? José María Sicilia lo hace a través de sus sonidos, en una muestra que ha titulado 'Flores de invierno' y que exhibe al mismo tiempo en Japón. El artista madrileño ha viajado durante los dos últimos años a la región japonesa de Tohuku, para documentar con notas de campo lo vivido desde el accidente nuclear y el posterior tsunami del 11 de marzo de 2011."Decido irme allí porque hay mucha gente a la que han sacado de su espacio", explica.

Pintar para cambiar el mundo

Les apodaron con un nombre peyorativo, los manchistas, pero sus integrantes están reconocidos como los artífices de uno de los primeros movimientos del arte moderno. Los Macchiaioli se reúnen en Florencia a partir de los años 50 del siglo XIX y tratan de escapar de los corsés del arte y encontrar una mirada más pura que las impuestas en las escuelas. La Fundación Mapfre, en su sala Recoletos, ofrece hasta el 5 de enero un recorrido por este grupo.

Cada cual con su clavo

Son sólo clavos tensados por hilos pero cada uno que los ve da su propia versión de lo que significan. Algunos ven hipotecas y crisis (fruto de los tiempos) y otros problemas sociales, de pareja e incluso el Kamasutra. Eso al menos le aseguró un visitante a Gema Álava, la artista, cuando se encontró con ella en su exposición en Nueva York. Ella todavía no se explica el porqué.

Más Velázquez en El Prado

El Prado y Velázquez parecen sinónimos. Tanto que, con 'Las Meninas' en su sala habitual, surge la duda sobre qué puede ofrecer una exposición temporal sobre el artista estrella de la pinacoteca. La muestra 'Velázquez y la familia de Felipe IV (1650-1680)' subsana dos carencias de la mejor colección del maestro sevillano: su último viaje a Roma (del que el museo sólo cuenta con una obra) y los retratos infantiles y femeninos de la corte, que se miran, eso sí, en la gran obra maestra.

Arquitectura paralela

Miguel Fisac y Alejandro de la Sota fueron dos personalidades bien distintas que vivieron la coincidencia de nacer el mismo año, dedicarse a la misma profesión y enfrentarse, cada uno a su manera, a las mismas limitaciones de la posguerra. El Museo ICO les dedica una exposición conjunta.

Estrellas en extinción

Terry O'Neill no tiene intención de volver a fotografiar. Ya no hay estrellas que despierten su bestia y hasta duda de que alguien siquiera merezca ese calificativo. Ahora, dice, son de usar y tirar. La culpa, de la televisión: el que hoy es el rey, se habrá olvidado dentro de dos meses. Él tiene como respaldo retratos que son verdaderos iconos del siglo XX.