Metropoli

Blog Miradas al fresco con...

Observa las pequeñas cosas, querido Watson

El fotógrafo Carlos Alba explica su proyecto 'The observation of trifles'.

Hay un diálogo entre Sherlock Holmes y su querido Watson en el que el detective le cuenta cómo es su método de trabajo: "The observation of trifles" ("la observación de las pequeñas cosas"). Una técnica que al fotógrafo Carlos Alba, residente en el este de Londres desde hace tres años, le sirvió para enfrentarse a su nueva casa y a los problemas con un idioma que en ese barrio se habla de forma distinta. 

"El 'cockney' es un dialecto del inglés que tiene pronunciaciones diferentes y palabras nuevas. Salía a la calle y ¡ostras! No me enteraba de nada", explica sobre un aterrizaje que le obligaba a encontrar su lugar bien lejos de Madrid.

Para romper el hielo se colocó la cámara ("El elemento que me hace sentir más cómodo") y buscó objetos que le llevaron a historias personales, una misión que se tomó como un encargo. Esos relatos se reflejan en el libro titulado como la frase de Holmes, 'The observation of trifles', (editado por La Fábrica) y en una exposición de PhotoEspaña en la madrileña Sala El Águila,  que permanecerá abierta desde este viernes y hasta el 17 de julio. [VEA LAS FOTOS]

Post-its, bisutería, tacómetros, cartas y fotos que facilitaron conversaciones con sus nuevos vecinos. El primer elemento fue el mapa que le entregó su casera junto con una caja de bombones. "Al principio nos hizo mucha gracia, porque señalaba lugares a los que nunca iríamos, como el outlet de Burberry o un restaurante carísimo nada propio para inmigrantes, pero al final me señaló cómo era el lugar donde me había mudado, un área que se llama Bethnal Green", señala Carlos.

El barrio es ahora una zona hipster, donde abren tiendas los diseñadores punteros, al que el fenómeno de la gentrificación (la transformación urbana que desplaza a los habitantes tradicionales por otros de mayor nivel adquisitivo) ha cambiado la fachada. "Fue la huerta de Londres y uno de las zonas más deprimidas, donde vivían las clases más bajas. A mí me interesaba descubrir ese barrio popular, las zonas turísticas y modernas no me importaban nada".  

En esa búsqueda de topó con una pareja mayor en la que él cuidaba de ella, enferma de Alzheimer. El hilo que le condujo hasta el matrimonio fue una nota: "Mi objetivo es no hablar mal a la gente porque hiero sus sentimientos". El fotógrafo empezó a hablar con el anciano y le contó que su esposa pensaba que era el enfermero y a veces le trataba de forma brusca. Los mayores han sido para él clave en este proyecto: "Me encanta la gente mayor, será porque una de mis mejores amigas fue mi abuela".

Recogidas las historias de otros, también queda la personal: ¿Qué fue del chico de la cámara, el que no se enteraba de nada? "Este proyecto me ha servido para integrarme y he entendido muchas cosas de la cultura inglesa, por ejemplo algo tan actual como que no se sientan tan europeos. Ellos siempre hablan del continente. Los ingleses son herméticos, pero si rompes la barrera se abren completamente".

'The observation of trifles', de Carlos Alba. Sala de Exposiciones El Águila (Calle de Ramírez de Prado, 3. Madrid. Barrio de Delicias) . Del 8 al 17 de julio. Entrada gratuita.


Queremos saber tu opinión
Usuario registrado
Recordadme en este ordenador
Recuperar contraseña »
¿Eres un usuario nuevo? Regístrate