Metropoli

Blog Miradas al fresco con...

Prejuicios que se desmoronan

Guillermo Solana, director artístico del Thyssen, explica que siempre ha sido escéptico con el turismo de pintores. "Vas con el prejuicio de te van a vender algo, de que no vas a encontrar nada de verdad". Sin embargo, viajó con Van Gogh y hace unos meses con Cèzanne (1839-1906) y, en las dos ocasiones, "fue un gran descubrimiento".

Con Cèzanne fueron sólo tres días en la Provenza, justo cuando se iba a empezar a montar la exposición sobre el francés de la que es comisario y que se puede visitar en su museo hasta el 18 de mayo. Por la proximidad con la inauguración, no servía para muchas inspiraciones más allá que llamar la atención en su Twitter (un red social en la que es muy activo) sobre la siguiente propuesta de la institución que representa.

Paseo en Chantilly, 1888. The Toledo Museum of Art.

"La montaña de la Santa Victoria es fascinante y le incita a uno a ir a ella". El mismo elemento que el francés repitió hasta la obsesión. Prejuicios que se desmoronan.

'Cèzanne site/non-site' habla del estudio y el aire libre. De cómo al final el exterior entra en el interior y viceversa. Los departamentos supuestamente estancos que terminan teniendo filtraciones. "En los paisajes de Cèzanne hay algo de la mirada de la naturaleza muerta y en los bodegones, algo de los paisajes", detalla.

La muestra, dividida en cuatro áreas temáticas, recorre sus caminos, las pinturas de desnudos al aire libre, las naturalezas muertas y esa mezcla que saca a la calle las paredes y llena de sol el estudio.

Solana se para en un paisaje de la costa de L'Estaque, en la bahía de Marsella, y señala en esas formas las mismas que luego podrán verse en un mantel de un bodegón. El pintor, en vez de acercarse al mar, decide captarlo desde una colina con pinos y mirar con distancia. "Es muy revelador lo que ya está haciendo en los años 80, que es retirarse de los lugares habitados. A medida que se fue volviendo más misántropo, buscó para sus paisajes lugares más agrestes y naturaleza más salvaje".

Bañistas 1880 Detroit Institute of Arts.

Pero en esa apertura radical hay un detalle que puede definirse como casero, de cuarto interior. Los árboles le sirven para construir un diseño decorativo forzado, de arabesco que roza el 'art-noveau': "Pensamos en él como un impresionista, pero en él hay también un fuerte énfasis decorativo en la superficie".

Centramos nuestro paseo en una serie en la que Cèzanne elige como objeto central de un bodegón un cántaro gris poco llamativo. Cambia lo que rodea a la jarra y varía su colocación. Pero el cántaro siempre está ahí [en el fotograma del vídeo, 'Cántaro de gres' (1893-1894). Fondation Beyeler. Basilea]. "Estamos muy satisfechos de poder haber reunido esta serie en la exposición", apunta Solana.

En las piezas humildes, el comisario ve esa montaña de Santa Victoria que él ha decidido subir la próxima vez que vaya a la Provenza. "Cèzanne es el pintor de naturalezas muertas que mejor ha conseguido monumentalizar las cosas, los pequeños objetos". Influencias entre géneros. Y, de nuevo, prejuicios que se desmoronan.

'Cèzanne site/non-site' (sala de exposiciones temporales, planta baja). Museo Thyssen-Bornemisza. Hasta el 18 de mayo. Entrada: 11 euros. De lunes a domingo de 10 a 19h. Viernes y sábados, hasta las 21h. El museo permanecerá cerrado el 1 de mayo.

Otras exposiciones abiertas: Pixar (CaixaForum), Las Furias (Museo del Prado), Elly Strik (Museo Reina Sofía)  Eulogio Varela (Museo ABC), 'Idea: Pintura Fuerza' (Palacio de Velázquez).


Queremos saber tu opinión
Usuario registrado
Recordadme en este ordenador
Recuperar contraseña »
¿Eres un usuario nuevo? Regístrate