Metropoli

Blog Cuaderno Matoses

Miami, 12 restaurantes imprescindibles (2)

Hace unos meses les presentaba por aquí una selección de buenos restaurantes en Miami. Como muchos de ustedes ya están diseñando sus planes para el buen tiempo y Semana Santa, hoy comparto con ustedes la segunda entrega sobre la ciudad norteamericana.

Nuevas corrientes en Made in U.S.A

En los últimos cinco años la oferta gastronómica de la ciudad ha crecido con opciones más sofisticadas y que caminan al son de las tendencias foodie de Estados Unidos. Además de Michael Schwartz, quien lidera esta explosión, hay una docena de chefs con ganas de sobresalir. Además de otros de los que ya les he hablado, los siguientes:

Tongue & Cheek (431 Washington Ave, Miami Beach; (305) 704-2900; Precio medio: 60¤). Tras su paso por el pomposo Tudor House, que cerró en 2012, Jamie DeRosa se decidió a abrir un local que representara todo lo contrario: un restaurante de barrio, con informalidad en fondo y forma. Prueben su branzino asado o el torrezno de cordero braseado y verán de lo que hablamos. Precios contenidos, especialmente en su concurrido happy hour diario. También hace monográficos, como las carnitas mexicanas los lunes o ensaladas y rolls los sábados. Auténtico.

Sabrosas creaciones de Tongue & Cheek, Gigi, Mychy's y Sugarcane raw grill, con vista de su comedor.

Michy's (6927 Biscayne Blvd, Miami; (305) 759-2001; Precio medio: 60¤). Desde hace algunos años el restaurante que lidera Michelle Bernstein se ha ganado un puesto de los restaurantes de culto entre los aficionados a la gastronomía local. Acertada combinación de ingredientes, cierta influencia francesa y el cuidado de las materias primas son los puntos en común de su cocina. La puesta en escena combina la atmósfera de un bistró con lo populoso de un comedor americano.

Sugarcane Raw Bar Grill (3252 NE 1st Ave, Midtown; (786) 369-0353; Precio medio: 60¤). Situado en una de las zonas más animadas de Miami, no defrauda a quiénes van buscando ambiente relajado y una cocina con el punto justo de sofisticación. Platos ligeros combinados con carnes y verduras brevemente asadas. La decoración interior y los cócteles son dos más de sus puntos fuertes. No olviden preguntar por el plato del día.

Para ver y dejarse ver

Miami invita al dolce far niente, a la buena vida y mostrar los modelitos comprados la tarde anterior en Bal Harbour o Lincoln Road. A continuación tres direcciones donde además de lo anterior sí parece importar la oferta culinaria:

Gigi (3470 N Miami Ave, Midtown; (305) 573-1520; Precio medio: 35¤). Decoración industrial informal y contemporánea con acero, cristal y hormigón... el marco perfecto para esta dirección indispensable entre fashionistas y modernos. Además de un ambiente efervescente, los clientes que atestan sus 75 plazas podrán probar su pato asado a fuego lento con vino, la tempura de langostino tigre o alguno de los originales rissottos que elaboran diariamente.

Novecento (1414 Brickell Ave, Brickell; (305) 403-0900; Precio medio: 60¤). Si le preguntan a sus amigos de Miami por la mejor empanada de la ciudad, muy probablemente incluirán este restaurante entre los primeros de sus elecciones. Además es una de las mesas del poder de la ciudad donde encontrar buenos cortes de carne tratados con el máximo respeto argentino hacia la materia prima.

La terraza de Casa Túa es un oasis nocturno.

Casa Túa (1700 James Ave, Miami Beach; (305) 673-1010; Precio medio: 90¤) El italiano es uno de los históricos de SoBe y su primer piso uno de los rincones con más secretos de la ciudad. Sus paredes han visto pasar a los más famosos cantantes y deportistas. Además se come muy bien, aunque es oneroso.

China, Tailandia y Japón

La oferta de restauración panasiática en Miami mejora cada día. En la primera entrega les hablé de cuatro referencias a tener en cuenta. Hoy, un trío indispensable:

Tropical Chinese Restaurant (7991 SW 40th St, Olympia Heights; (305) 262-1552; Precio medio: 30¤). Está situado en Westchester y su numerosa clientela está convencida de que la excursión merece la pena. Comer allí es todo un espectáculo debido al vaivén de los carros que van de mesa en mesa ofreciendo comida recién hecha. La clave reside en los dim sums. Decenas de modalidades elaboradas de forma casera en el propio restaurante. Servicio atento y precios de derribo.

Oishi Thai (14841 Biscayne Blvd, North Miami Beach; (305) 947-4338; Precio medio: 50¤). Si les gusta la cocina thai, ésta es una dirección imprescindible. Chef Bee Arreeratn proviene de la escuela de Nobu. En el buque insignia de su grupo de restauración, ofrece una cocina sorprendente, sabrosa, poco dada al purismo y crea adicción. Lo dicho, obligatorio.

Pescados y preparaciones y ostras en Oishi Thai.

Matsuri (5759 Bird Rd, Coral Terrace; (305) 663-1615; Precio medio: 40¤). Apartado en una galería comercial de Coral Gables se encuentra este japonés poco dado al lujo y que destaca por la enorme variedad de platos en su carta (desde las opciones más respetuosas con la tradición nipona hasta las creaciones más americanizadas). La calidad de los cortes de pescado y los precios comedidos mantienen la fidelidad de su clientela.

Crisol cultural

Pocas ciudades en Norteamérica cuentan con el mestizaje de nacionalidades de Miami. Y esto también se muestra en la gastronomía. Aquí abajo cinco recomendaciones:

Ortanique on the Mile (278 Miracle Mile, Coral Gables; (305) 446-7710; Precio medio: 60¤). Enclavado en el corazón de la Miracle Mile de Coral Gables permanece como una dirección indiscutible en la ciudad. Cindy Hutson ejecuta una cocina inspirada en los recetarios caribeños toques criollos afroantillanos y cajún combinados con maestría. Excelente carta de vinos que los martes ve reducido su coste a la mitad. Oportunidad única para enófilos.

Mandolin (4312 NE 2nd Ave, Design District; (305) 576-6066; Precio medio: 60¤). Situado en el Miami Design District, despierta el interés de los aficionados por una oferta que aprovecha el recetario típico heleno y que además extiende su carta con platos de impronta mediterránea. Interesante carta de vinos. Merece la pena acudir por la noche por su atmósfera romántica de su terraza. No probar el pulpo asado es un pecado.

Entrada de Mandolín e influencias afroantillanas en Ortanique.

Francesco Restaurant (325 Alcazar Ave, Coral Gables; (305) 446-1600; Precio medio: 60¤). Para los locales suele estar en el pódium de restaurantes peruanos. Entre los favoritos de este pequeño local en el que la reserva es obligatoria: Causas, pulpo a la oliva, choros a la chalaca, tiradito Francesco, lomo saltado con tacu tacu y los especiales del día.

Chef Creole (13105 W Dixie Hwy, North Miami; (305) 893-4246; Precio medio: 30¤). Una de las rarezas de la ciudad es este especialista en cocina caribeña que para muchos incluye en carta algunos de los pescados y mariscos mejor tratados de la ciudad. Sugieran cocciones breves al hacer la comanda.

Rustic Inn Crabhouse (4331 Anglers Ave; Fort Lauderdale; (954) 584-1637; Precio medio: 60¤). Para tomar cangrejo, Joe's es el más famoso, pero los que de verdad saben del tema, les hablarán de este lugar casi secreto. Aunque la excursión para llegar es un poco larga, sus generosas raciones y su depurada técnica merecen la pena. Además, podrán probar sus famosas ancas de rana frita, cola de cocodrilo o sus fresquísimas ostras. Para acabar, nada mejor que su tarta de limón.


Fotos de archivo Tongue & Cheek, Gigi, Michy's, Sugarcane raw bar grill, Casa Túa, Oishi thai, Mandolin y Ortanique
Síganme en Twitter: @Matoses


Queremos saber tu opinión
Usuario registrado
Recordadme en este ordenador
Recuperar contraseña »
¿Eres un usuario nuevo? Regístrate