Metropoli

Blog Al aire libre

En busca de la sequía

Situación. Colmenarejo. Madrid.

Distancia. 45 kilómetros desde Madrid.

Cómo llegar. Desde Madrid por autopista de A Coruña A6, hasta salida 18, dirección El Escorial por M-505, carretera que debe seguirse hasta Galapagar, donde se continúa por hasta el cercano Colmenarejo.

Accesos. Desde la Plaza de la Constitución, situada en el centro de Colmenarejo, continuar por la carretera M-510, dirección Galapagar, durante 250 metros, hasta alcanzar una rotonda. Tomar a la izquierda, Noroeste, la calle Cañada Real. Recorrerla hasta su final, donde se empalma con dos vías pecuarias. Seguir por la de la izquierda.

Pescador Valmayor

Un pescador en la orilla del embalse de Valmayor, con los Montes de El Escorial en el horizonte | Alfredo Merino

Con un 30 por ciento menos de su capacidad media en la última década, nuestros embalses están a punto de colapso si no llueve. En la actualidad, su capacidad está quince puntos por debajo de la media de agua contenida los últimos diez años. Y no parece que vaya a llover en los próximos días.

Nada mejor para concienciarse de la necesidad de ahorrar agua que conocer estos datos que confirman cambio climático que ya tenemos encima. También visitar alguno de estos pantanos para comprobar sobre el terreno lo que supone la dramática sequía que padece una parte importante de la península Ibérica. 

Vamos hasta la orilla de Valmayor, uno de los que cuenta con las orillas más accesibles, a las que se llega por cómodas pistas. Este pantano pertenece a la cuenca del río Guadarrama y se localiza en los términos municipales de Colmenarejo, El Escorial y Valdemorillo. Con una extensión de 755 hectáreas, es el segundo más grande de la región, después de El Atazar.

Vamos a seguir una de las rutas incluidas en la red de sendas del Parque Regional del Curso Medio del Río Guadarrama y su entorno. Como todas las demás, su trazado, ha permitido acceder a la naturaleza de este importante espacio natural madrileño, así como a la conservación de caminos y, en este caso, vías pecuarias, que corrían el riesgo de ser asimiladas por fincas privadas adyacentes.

La que hoy recorremos discurre por un territorio adehesado, en el que destacan encinas, con algunos ejemplares de añoso porte, y abundante presencia de jarales, cantuesos, tomillos y escobas. Por la preocupante falta de lluvia, todos ellos muestran un estado agostado, impropio de los meses que vivimos.

Y mientras arbustos y plantas rastreras aparecen casi secos, las encinas muestran una magra cosecha de bellotas, aún demasiado verdes colgadas de sus ramas. El ambiente está seco, el polvo se levanta con la menor brisa y la atmósfera recalentada pide a gritos al cielo un poco de agua.

Cañada Real de Merinas

Desde el inicio, en el centro de Colmenarejo, todo recuerda al carácter ganadero de los caminos por los que discurre nuestra ruta: Después de recorrer la calle Cañada Real y dejar a la derecha el parque de la Trashumancia, se alcanza el inicio de dos pistas que son sendas vías pecuarias..

Tomar la pista de la izquierda, que los primeros metros es doble. Es la Cañada Real de Merinas del Camino de Madrid, la más importante de esta parte de la región madrileña. En ligera cuesta arriba se transita por un terreno despejado. A la derecha quedan las charcas y pilas del Navazo, secas en esta época del año.

Un kilómetro más adelante se alcanza el descansadero de Tiestacabezas, situado a mano izquierda. En su centro se alza la ermita de la Virgen de la Soledad, de gran devoción en Colmenarejo.

Cruzar la amplia explanada situada ante la iglesia, en busca del inicio de una senda en cuyo inicio una barrera cierra el paso de los vehículos. Antes de empezar a recorrer el camino, conviene encaramarse al berrueco situado detrás de la iglesia, que aparece rematado por un crucero y a cuya cimera se accede por unas escaleras de piedras.

Ermita

El crucero de la ermita de la Virgen de la Soledad | Marga Estebaranz

Desde la barandilla que remata la roca se contempla un amplio panorama que abarca todo el pie de sierra de los Montes de El Escorial y sus amplias dehesas. Recorrer este camino que en apenas 300 metros en ligera bajada, empalma con la pista que arranca junto a la ermita de la Virgen de la Soledad.

Se trata de la Vereda del Camino del Rey, otra vía pecuaria de la comarca, que marcha dirección norte-sur. Ha sido aprovechada por el Canal de Isabel II para colocar bajo ella una de sus canalizaciones, como desvelan arquetas y casetones que aparecen de vez en cuando junto a ella.

El camino no tiene mayor misterio que continuar por él durante algo más de dos kilómetros, rumbo Sur y ligera cuesta abajo, sin tomar ninguno de los desvíos que se presentan a ambas manos en las sucesivas encrucijadas. Es un tránsito sin la menor dificultad, entre fincas ganaderos y cotos de caza en el que la anchura y despreciable desnivel la haga especialmente recomendable para recorrer en bicicleta.

Pincha aquí para ver más fotografías de la excursión.

Alcanzada la séptima encrucijada, bajo el poste de un tendido eléctrico y en la esquina de la finca Valmaría, dejar el Camino del Rey y girar 90º a la derecha, para continuar por una pista menos importante, con un cercado a la derecha. Enseguida empieza una bajada con algunos tramos empinados y el suelo bastante descarnado. Concluye 600 metros después, junto al cerramiento del embalse de Valmayor.

Entrar en el recinto por un camino de pescadores que lleva hasta la orilla de las aguas, situadas cien metros más abajo del límite máximo de almacenamiento. Allí una pareja de pescadores moja los anzuelos, mientras que en el aire una pareja de gaviotas se esfuerza por mantener su vuelo sobre unas aguas cuya extensión se reduce cada día que pasa.

Ficha

Tiempo: entre 2.30 y 3.00 horas recorrido ida y vuelta.

Longitud: 11 kilómetros recorrido ida y vuelta.

Desnivel: 50 metros. (Ermita Virgen de la Soledad, 880 metros; embalse del Atazar, 830 metros).

Recorrido: lineal.

Dificultad: ruta sin dificultades.

Material: botas de marcha, protección solar.

Recomendaciones: llevar agua, pues no hay fuentes en todo el camino. Ruta interesante para hacer en bicicleta.


Queremos saber tu opinión
Participa
Comentario
Acepto las normas de participación
Queremos saber tu opinión
Usuario registrado