Metropoli

Blog Al aire libre

Baños madrileños naturales

Con las últimas acometidas de la segunda ola de calor africano que arrasa el verano capitalino, los sufridos madrileños solo piensan en refrescarse. Quienes no pueden desplazarse a la costa para bañarse en el mar, aquellos que carecen de piscina en su domicilio y a quienes no les gusta bañarse en las muchas veces demasiado concurridas piscinas municipales, les quedan los baños en la naturaleza.

Es cierto que la controvertida prohibición del baño en el río Manzanares a su paso por La Pedriza, por parte de la Consejería de Medio Ambiente madrileña desde el verano pasado, ha supuesto un importante contratiempo para gran número de madrileños. Las últimas noticias aseguran que la contaminación de las aguas, razón por la que se prohibió el baño bajo severas multas de hasta 3.000 euros, ha desaparecido. Aunque la prohibición del baño en el lugar más popular de Madrid para los baños en la naturaleza continúa.

 Existe sin embargo un puñado de lugares en Madrid y su entorno donde se puede pasar el día en el agua. Algunos son gratuitos, en otros hay que pagar. En todos ellos se aseguran aguas limpias y baños al aire libre. Ofrecemos una selección de los mejores.

 

Parque recreativo Las Berceas

Este espacio que pertenece al Ayuntamiento de Cercedilla extiende sus 30 hectáreas de praderas y pinares en el corazón del valle de Fuenfría, en la Sierra de Guadarrama. Aparte de las piscinas, el complejo acoge vestuarios, duchas, aseos, bar, enfermería y diferentes zonas en las praderas a la sombra del pinar para pasar el día relajados. Las instalaciones se están adaptando para permitir el acceso a las personas discapacitadas a las zonas de baño.

Con un horario de apertura entre 10:00 y 20:00 horas, todos los días hasta mediados o finales de Septiembre, según meteo. El acceso es a través de la carretera de las Dehesas, que arranca en la localidad de Cercedilla, inmediatamente a continuación de Casa Cirilo. Los fines de semana y días festivos hay un servicio gratuito de autobús para los usuarios de las piscinas desde Cercedilla, localidad a la que puede accederse en ferrocarril.

Se permite el acceso con comidas y bebidas. El precio de entrada es 6 ¤ adulto en días laborables y 7 ¤ fines de semana y días festivos. Niños y jubilados, 4 ¤. A partir de las 17:00 horas en días laborables el precio es del 50 por ciento.

 

Piscinas naturales Las Presillas

Zona natural para el baño situado en Rascafría, Alto Lozoya, en las cercanías del Monasterio de El Paular. Amplias praderas rodean a la zona de baño que se reparte en tres piscinas naturales que reciben sus frías aguas del cercano Lozoya. Todo a los pies del pico Peñalara, el más alto de la Sierra de Guadarrama.

Horario de 10:00 a 21:00 horas todos los días hasta mediados o finales de Septiembre, según la meteorología. Las Presillas dispones de mesas para picnic, servicios, bar-restaurante y aparcamiento. No se permite el acceso de animales de compañía, ni recipientes con vidrio.

La entrada es libre y gratuita. No así el aparcamiento donde se estaciona el vehículo. El precio de entrada es 9 euros los automóviles, 4 euros las motos y 30 euros los autobuses. Existe la posibilidad de llegar a pie desde Rascafría o del Monasterio de El Paular.

Las amplias praderas de Las Presillas de Rascafría con el pico Peñalara en el horizonte. | Foto: Alfredo Merino

Área recreativa La Panera

Aunque situada en la vertiente segoviana de la Sierra de Guadarrama, esta área recreativa estival recibe la visita de numerosos madrileños. Se localiza a escasos kilómetros de la Estación del Espinar, en el inicio del frondoso valle abierto por el río Moros.

Amplia zona equipada con piscinas de aguas naturales no cloradas, aseos, bares, zonas de picnic con barbacoas y diferentes instalaciones deportivas. El uso de las barbacoas depende durante todo el verano de las autoridades responsables, en razón de los posibles incendios que pueden producirse. Pertene su gestión a la Comunidad de Villa y Tierra de Segovia.

 Abierto de 9:00 a 21:00 horas todos los días hasta finales de septiembre. Precios de acceso, turismos 6 euros, ciclistas y peatones, 1,50 euros y autobuses 30/40 euros.

La Panera, situada en El Espinar se surte de las aguas del río Moros. | Foto: Alfredo Merino

Pantano de San Juan

Este embalse es una de las únicas cinco áreas madrileñas que según el Gobierno regional, está permitido el baño libre en la región, junto la playa del río Alberche, en Aldea del Fresno; Los Villares, en Estremera y las mencionadas Las Presillas de Rascafría. 

El que históricamente haya sido el único pantano donde se podían bañar los madrileños en su naturaleza, le hizo ganarse el sobrenombre de playa de Madrid. Aparte del baño, en el embalse de San Juan también está permitida la navegación.

En las orillas de este embalse están los mayores arenales madrileños. Un total de 14 kilómetros de playas, algunas más accesibles que otras. Las mejores están a los pies de los cerros de San Esteban y el Yelmo, en los alrededores del muro de la presa, en las inmediaciones de la carretera de Pelayos de la Presa.

Conviene en este punto hacer una llamada a los posibles bañistas para que extremen las precauciones en el agua. Evitar alejarse de las orillas y no bañarse solos son dos buenos consejos, además de no hacerlo quienes no sepan nadar. Acaba de fallecer el pasado jueves 20 de julio un hombre ahogado en este embalse. Se trata del primer bañista fallecido este año en el pantano de San Juan y el cuarto en la región en lo que va del año.

El accidente se produjo en las aguas cercanas a la zona de El Muro, donde están las playas más frecuentadas y accesibles. Se desconocen las causas del deceso, aunque debe señalarse que en este pantano, las orillas enseguida ganan profundidad y la existencia de corrientes de agua, que pueden arrastrar a los bañistas.

Vista de las playas del entorno de El Muro, en el pantano de San Juan, con algunas embarcaciones navegando en sus aguas.| Foto: Alfredo Merino

Aldea del Fresno

Los arenales que el río Alberche forma aguas abajo de esta localidad, disputan al pantano de San Juan el sobrenombre de playa de Madrid. Frecuentado destino 'playero' de los madrileños, cuenta con instalaciones espartanas y, eso sí, un amplio playazo que recorre las orillas del río. En otras temporadas, cuando se han soltado las aguas del embalse de Picadas, aguas arriba, se anunciaba convenientemente, pues los arenales quedaban sumergidos por la riada. Esto no parece que vaya a suceder en una temporada tan escasa de precipitaciones como la que padecemos. 

Acondicionada en la arenosa orilla del río Alberche, después de la unión de los ríos Perales y Berciana con el Alberche, la amplia vega cuenta con zonas arboladas, fuentes de agua potable, duchas, quioscos y zonas de merienda. El aparcamiento puede resultar un problema si no se llega temprano.

Las orillas del río Alberche, aguas abajo de Aldea del Fresno presentan amplias playas. | Foto: Alfredo Merino

Área Recreativa de Riosequillo

Es dificil resistirse a una piscina de 4.500 metros cuadrados de superficie. La más grande de Madrid en su clase, se encuentra en Buitrago de Lozoya. Aparte de ser la más amplia, también es la que más instalaciones alberga, incluyendo pistas deportivas, canchas para diferentes deportes, áreas infantiles con castillo hinchable, merenderos, cafeterías, vestuarios, aseos, enfermería e incluso un curioso jardín botánico. El único 'pero' tal vez sea el aparcamiento, que a pesar de su amplitud, en ocasiones rebosa de vehículos. 

Situada en las orillas del embalse de Riosequillo, su agua está clorada y procede de dicho pantano del Lozoya. El vaso de la piscina se adapta a su entorno y presenta en algunas partes del fondo piedras naturales, aunque el acceso al agua carece del menor riesgo.

Abierto de martes a viernes de 11:30 a 20:30 horas y los fines de semana de 11:00 a 21:00 horas, lunes cerrado. Precios días laborables, adultos 3 euros, niños y jubilados 2 euros. Fines de semana y festivos: adultos 3.50 euros, niños y jubilados 2 euros.

El problema de estas piscinas naturales en este verano es que el Canal de Isabel II, su propietario, está realizando en estos días obras de mejoras en las instalaciones, por lo que permanecen cerradas. Aunque es interesante conocer el lugar y las circunstancias para su próxima apertura.

Vista de las instalaciones de Riosequillo antes de las obras de mejora que se realizan en la actualidad. | Foto: Alfredo Merino


Queremos saber tu opinión
Participa
Comentario
Acepto las normas de participación
Queremos saber tu opinión
Usuario registrado