Metropoli

Blog Al aire libre

Embalses de Navacerrada

Situación. Navacerrada. Sierra de Guadarrama. Madrid.

Cómo llegar. Desde Madrid por la A-6, hasta la salida 39 en Collado Villalba. Continuar por la M-601 hasta el pueblo de Navacerrada.

Distancia. 60 kilómetros desde Madrid.

Accesos. Desde la rotonda de acceso a Navacerrada, kilómetro 10,9 de la M-601, entrar en el pueblo y continuar por la Avenida de Madrid y Paseo de los Españoles, hasta la plaza del Doctor Gereda donde se inicia la excursión.

Información: Oficina de Turismo de Navacerrada. Tel: 918 560 006 y www.navacerrada.es

El embalse de Navacerrada con los Siete Picos al fondo.| Foto: Marga Estebaranz

Aunque según informa el Canal de Isabel II, los embalses de la región madrileña están por encim del 73 por ciento de su capacidad máxima, y a pesar de las lluvias y nevadas caídas durante las últimas semanas, el volumen de agua embalsada es13 puntos inferior a las que registraban los pantanos madrileños hace justo un año. Todo esto lo hemos sabido el Día Mundial del Agua, que tiene su celebración todos los 22 de marzo. Nada mejor que verlo en directo.

Para ello, uno de los términos municipales que acumula mayor densidad de pantanos de la Comunidad es el de Navacerrada. Hasta seis embalses, presas y presillas se distribuyen por el término municipal. Pueden visitarse uno detrás de otro a través de una novedosa ruta que discurre por pistas y caminos fáciles de seguir.

El inicio y llegada de esta marcha acuática está en el mismo centro de Navacerrada, la Plaza del Doctor Gereda. Salir de la misma dirección Norte por la calle de la Iglesia. Continuar por esta larga vía que a la altura del cementerio se convierte en calle de Álvaro Iglesias y por la que se alcanza el fin del pueblo, delimitado por la carretera de Colmenar Viejo, M-607, y a 800 metros del inicio. Cruzar al otro lado y continuar por la pista que rumbo Norte se inici al otro lado de una portilla.

En suave ascenso, el cómodo camino recorre el Monte del Pinar de la Barranca, justo entre el bosque, a la izquierda, y los prados que se extienden hasta el valle de la Barranca, a la derecha. Se alcanza una pista transversal que recorre más o menos horizontal la ladera, cruzarla y continuar cien metros hasta el embalse del Chiquillo, situado a mano derecha. Aquí se puede entrar en el recinto y pasar por el muro de la presa para continuar por un caminillo que enseguida desciende a la pista horizontal que cruzamos antes. También se puede volver sobre nuestros pasos hasta la encrucijada de pistas, tomando la de mano izquierda.

Valle de la Barranca

La pista desciende hasta la carretera de la Barranca, unos metros al norte del parque de bomberos. Tomar la carretera hacia la izquierda, dejando en esta mano el arruinado sanatorio de La Barranca. Continuar por la carretera hasta la barrera que marca su final, un kilómetro y medio después. A la izquierda, el Hotel La Barranca.

[Pincha aquí para ver más imágenes de esta excursión]

Proseguir rumbo Norte por la pista al otro lado de la barrera, para encontrarse, uno encima del otro, los dos siguientes pantanos alimentados por el río Navacerrada, que tiene sus veneros en la abrupta Garganta del Infierno. Primero está el embalse del Pueblo de Navacerrada y unos metros aguas arriba el embalse del Ejército del Aire.

Regresar hasta la carretera de La Barranca y descender por ella doscientos metros, hasta el final del último aparcamiento. Tomar en este punto la pista que se abre a la izquierda y desciende por el centro del amplio valle, dirección Sur. Es una larga tirada que discurre en todo momento paralela al río de Navacerrada.

Los Almorchones

Transcurrido un kilómetro y medio desde que tomamos la pista, se alcanza un cruce señalizado por un pequeño poste de caminos. Tomar la pista que comienza a mano izquierda. Un pequeño poste de senderos Es por donde debemos continuar. Doscientos metros después y al otro lado del puente que salva las aguas del citado río, una barrera impide el paso de vehículos. Pasar por la portilla de su lado derecho y proseguir por la pista. Toda esta parte se llama Los Almorchones y tiene en la Peña Retuerta, abajo y en lo alto de la cresta rocosa, su accidente más significado.

Siempre cuesta arriba, la pista culebrea por el fondo de un valle que recorremos dirección Este, para alcanzar un cruce después de un último repecho especialmente empinado.Dejamos la pista de la derecha y continuamos de frente para después de una cerrada curva desembocar bajo la pared del embalse de la Maliciosa, transcurridos dos kilómetros desde el cruce del poste de caminos. Conviene saber que este embalse no pertenece por unos metros a Navacerrada, sino que está asentado en el término de Becerril.

El embalse del Chiquillo, en el Monte de Navacerrada.| Foto: Marga Estebaranz

La siguiente tirada consiste en desandar la pista hasta el puente sobre el río Navacerrada. Una vez cruzado, abandonar la pista para tomar el camino que desciende junto a las aguas por su orilla derecha. Solo tiene trescientos metros y concluye en una mínima presilla del río Navacerrada. Desde las aguas subir la corta cuesta que lleva al aparcamiento situado unos metros más arriba al Oeste.

Recorrer la pista hasta que empalma con la que baja de La Barranca y seguir a la izquierda, sin cruzar la portilla que da acceso a la urbanización Cercas Mayores. Por la pista de la izquierda, descender hasta alcanzar la carretera de Colmenar Viejo. Cruzarla en este mismo punto para entrar en el pueblo de Navacerrada por la calle de Los Robles.

Regreso a Navacerrada

No hay que seguirla apenas, pues nada más empezarla hay que continuar por la calle La Llonguera que, a la derecha, desciende rumbo Sur. Recorrer toda esta calle que marca el límite del pueblo por su lado oriental y que también utiliza el Camino de Santiago madrileño. Al final de su larga bajada, gira 90 grados a la derecha, punto en el que la abandonamos para acceder a una glorieta de tierra en cuyo extremo se inicia un paseo. Es el Paseo de la Llonguera, que en medio kilómetro alcanza la esquina noreste del embalse de Navacerrada.

Empalmar hacia la izquierda con el camino que bordea la orilla y regresa hasta este punto, después de dar toda la vuelta al pantano. Nosotros solo recorreremos tres kilómetros y medio del perímetro. Primero por el más silvestre lado Este, a continuación por el paseo sobre el muro de la presa y por último por el camino de pescadores del largo lado occidental, con la Urbanización Mata del Rosal a la izquierda y las aguas siempre a la derecha.

Ya en la esquina norte del embalse, pasar por un puentecillo de madera para acceder a una pradera donde se distribuyen aparatos de un circuito de gimnasia. Un centenar de metros después, dejar el camino de la orilla para tomar el que dirección Norte se separa de las aguas dirigiéndose al pueblo. Lo alcanza después de cruzar una portilla y el parque infantil del Huerto del Concejo, se empalma con la calle Prado Jerez. Seguida hasta su final se pasa junto a la Casa de Cultura, llegando al Paseo de los Españoles. Tomado a la derecha se llega en unos metros a la plaza del Doctor Gereda, donde iniciamos la ruta.

Ficha

Tiempo: Entre 4.00 y 4.30 horas.

Longitud: 16 kilómetros.

Desnivel: 250 metros. (Embalse de Navacerrada, 1.155 metros; embalse del Ejército del Aire, 1.405 metros).

Recorrido: Circular.

Dificultad: Baja, aunque es una ruta de largo recorrido.

Material: Botas de marcha, ropa de abrigo, agua.


Queremos saber tu opinión
Usuario registrado
Recordadme en este ordenador
Recuperar contraseña »
¿Eres un usuario nuevo? Regístrate