Metropoli

Blog Al aire libre

Cañada Real Segoviana

Situación. Moralzarzal. Madrid.A-6, Autopista de A Coruña hasta Collado Villalba. Seguir por M-608 hasta Moralzarzal.

Distancia. 57 kilómetros desde Madrid.

Accesos. Una vez en Moralzarzal, cruzar el pueblo sin abandonar la M-608, hasta la tercera rotonda, kilómetro 35,2. En la rotonda abandonar la carretera y seguir las indicaciones del polideportivo municipal, al que se accede siguiendo la calle Guadarrama, paralela a la M-608, durante 500 metros. Desde el polideportivo, seguir dirección Este por la calle Guadarrama hasta empalmar con la cañada real.

Regreso. Ruta descrita en el sentido de Moralzarzal a Manzanares el Real. Hay que utilizar dos coches o utilizar transportes públicos entre ambas poblaciones. Si se quiere recorrer ida y vuelta multiplicar por dos distancia y horarios.

Información: Ayuntamiento de Moralzarzal. Tel: 918.427 910 y www.moralzarzal.es

Reses bravas en una finca junto a la cañada real. Foto: Marga Estebaranz

Lleva la Sociedad Caminera del Real de Manzanares dos años denunciando el abandono absoluto que sufre la Cañada Real Segoviana, una de las más importantes vías pecuarias de España a su paso por el sur de la porción central del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama.

Sus reclamaciones al Gobierno de la Comunidad de Madrid buscan que se cumpla la Ley, con la desmantelación y recuperación del camino merinero en el tramo que se extiende entre Collado Villalba y Moralzarzal, ocupado en su totalidad la carretera M-608 y una sucesión de construcciones e infraestructuras de todo tipo, entre las que destaca una vieja estación de servicio.

Sus infraestructuras langidecen, a pesar de en 1993, ¡hace la friolera de casi un cuarto de siglo! los ecologistas la denunciaron en el departamento de Vías Verdes del Gobierno regional. Sin resultado, como subrayan sus hierros retorcidos y paredes arruinadas que permanecen sobre la cañada. La grave invasión ocupa tiene más relevancia si se tiene en cuenta que este tramo de la real vía pecuaria sigue teniendo uso por los ganaderos, quienes todavía realizan con sus animales transterminancias, es decir pequeños recorridos trashumantes de índole local. 

[Pincha aquí para ver más imágenes de esta excursión]

Al lado de este desgraciado tramo, se extiende otra porción de la Cañada Real Segoviana que ha corrido mejor suerte. Aunque invadido igualmente en su extremo occidental, el situado en las lindes de Moralzarzal, el resto se mantiene como siempre estuvo. Recorrerlo estos días que los temporales y las nieves han puesto imposible las cumbres de la sierra, de paso nos lleva a los tiempos de zurrón, esquilas y perros pastores.

Los mismos que vivió el Marqués de Santillana, quien según los indicios tuvo en esta vía pecuaria la inspiración para componer su más conocida serranilla. La que empieza con los versos "Descendiendo'l yelmo ayuso, contra Bóvalo tirando, en ese valle de suso vi serrana entrar cantando..." Esta misma cima, la más representativa cumbre pedricera, es la que contemplarán desde el collado junto a la Cabeza Illescas, los caminantes que recorran la excursión que las denuncias por el abandono de la cañada que recorre, han traído a nuestro blog.

Inicio en Moralzarzal

Desde el polideportivo de la localidad serrana madrileña, continuar por la calle Guadarrama rumbo Este. Alcanzar el polígono Las Encinillas y cruzarlo por el mismo vial hasta su final, empalmando a continuación por una pista de tierra que deja definitivamente atrás el pueblo, al tiempo que  se ensancha a la preceptivas 90 varas, unos 75 metros, que miden las cañadas reales.

La Maliciosa y el Peñotillo desde la cañada. Foto: Marga Estebaranz

A partir de aquí, todo es campo. Y vistas del Guadarrama, que engalanado de nieves cierra todo el horizonte por el Norte. Sin pérdidas y entre fincas encinadas donde pastas reses bravas, el camino va dejando ramales que se abren a ambos lados. A los cuatro kilómetros se cruza el arroyo de Matellano, el punto más bajo de la ruta. Unos metros después, la vía pecuaria cruza bajo la carretera de Colmenar por un túnel.

A partir de este punto empieza un largo tramo cuesta arriba. No tomar el ramal que se abre medio kilómetro después de haber cruzado bajo la carretera. Continuar de frente durante un kilómetro, se pasa un depósito del Canal de Isabel II para tomar a la izquiera el cordel de San Buriel y Navalcollados. Rumbo Norte y en suave ascenso, se alcanza el amplio portacho situado al oeste del cerro de Cabeza Illescas, desde donde aparece la Sierra de Guadarrama y la Pedriza del Manzanares.

A partir de este punto, la pista desciende rumbo al embalse de Santillana, que alcanza en su cola, dos kilómetros y medio después, en el punto donde desemboca el arroyo Samburiel. Este lugar puede ser el punto final de la excursión, si no se quiere continuar hasta el cercano Manzanares El Real, para lo cual hay que recorrer un kilómetro más la carretera que aquí se inicia.

Ficha

Tiempo: Entre 2.30 y 3.00 horas.

Longitud: 11 kilómetros.

Desnivel: 80 metros (Moralzarzal, 980 metros; arroyo de Matellano, 930 metros; 1.010 metros, portacho Cabeza Illescas).

Recorrido: Ruta lineal.

Dificultad: Baja.

Material: Botas de marcha, ropa de abrigo.


Queremos saber tu opinión
Usuario registrado
Recordadme en este ordenador
Recuperar contraseña »
¿Eres un usuario nuevo? Regístrate