Metropoli

cine

PELICULA

Las ventajas de ser un marginado

  • Trailer
Sinopsis

Es el año 91, y Charlie (Logan Lerman), académicamente precoz y poco sociable, es un marginado, siempre observando desde la distancia, hasta que un par de jóvenes carismáticos lo acogen bajo su ala. La bella Sam (Emma Watson), de espíritu libre, y su hermanastro Patrick (Ezra Miller), sin miedo a nada, cuidan de Charlie ofreciéndole nuevas amistades, el primer amor, sexualidad floreciente, fiestas sin fin, pases a medianoche de The Rocky Horror Picture Show y la búsqueda de la canción perfecta. Al mismo tiempo, su profesor de inglés, el Sr. Anderson (Paul Rudd), lo introduce en el mundo de la literatura, fomentando su sueño de ser escritor. Pero a pesar de que Charlie prospera en su nuevo y cada vez más creciente mundo, el dolor de su pasado (el cual incluye el suicidio de su mejor amigo Michael y la muerte accidental de su amada tía), se esconde bajo la superficie. Mientras sus viejos amigos planean dejar los hogares para ir a la Universidad, el precario equilibrio de Charlie comienza a desmoronarse, hallándose en su tristeza una revelación desconcertante

    ELMUNDO.es no elabora los datos de la cartelera y por ello no puede hacerse responsable de posibles fallos en los horarios.

    Otro futuro escritor

    El título es de una precisión insólita en un género de larga y sólida tradición en la literatura y el cine americanos: casi todas las rememoraciones del paso por la selectividad de un adolescente son crónicas de humillaciones y frustraciones, pero en este caso también hay satisfacciones.

    El protagonista se reincorpora al instituto tras, suponemos, haber perdido un año por crisis psiquiátrica, y afronta temeroso esa reiniciación pero a las primeras de cambio es acogido por un grupo de chicas y chicos algo mayores y las relaciones entre ellos, en fiestas y reuniones, y los moderados conflictos escolares y el descubrimiento de su talento para escribir constituyen el núcleo de una narración sin ninguna novedad cuyos momentos dramáticos y cómicos tienen muy poca eficacia.

    Chbosky trata de mantener la incertidumbre con el misterio de cuál fue el trauma que sufrió el protagonista no sólo el pasado año sino también en su niñez y recurre a flashbacks insistentes y poco reveladores, tramposos y carentes de la pretendida originalidad.