Metropoli

cine

PELICULA

El llanero solitario

  • Trailer
  • Clip 1
  • Clip 2
  • Clip 3
  • Sobre El Llanero Solitario
  • Teaser
Sinopsis

Toro (JOHNNY DEPP), un nativo americano y guerrero espiritual, y el hombre de ley John Reid (ARMIE HAMMER) son opuestos atraídos por un destino similar que deben unir fuerzas para luchar contra la codicia y la corrupción.

    ELMUNDO.es no elabora los datos de la cartelera y por ello no puede hacerse responsable de posibles fallos en los horarios.

    Western, versión 2.0

    Poco o nada tiene que ver esta revisitación de las aventuras del Llanero Solitario con los cómics y el serial televisivo originales que lanzaron a la fama al personaje: el antihéroe del antifaz ha perdido la mayor parte de su protagonismo en beneficio del indio Tonto (al fin y al cabo, Johnny Depp es la verdadera estrella de la función y el proyecto parece puesto en pie para que el actor haga el indio a su antojo, y a fe que lo hace), se ha reconvertido de justiciero semianacoreta en una especie de bufón torpe incapaz de manejarse en el salvaje Oeste y, para rematar, el espíritu ascético y atormentado de sus odiseas ha dado paso a un sentido del humor exagerado, paródico y, en algunas ocasiones, rayano con la puerilidad.

    Pero, si conseguimos abstraernos de todo ello, hay que reconocer que el espectáculo que proponen Jerry Bruckheimer y Gore Verbinski es de primera, a la altura de la entrega fundacional de la saga Piratas del Caribe. Rodando en unos escenarios altamente reconocibles (imposible no suspirar al ver ese Monument Valley fordiano) y recurriendo a todos los tópicos del western clásico (de las polvorientas cabalgadas y los tiroteos interminables a los asaltos al tren, pasando por las chicas de vida alegre de buen corazón, la reivindicación de los indígenas y una muy maniquea separación entre buenos y malos), sus responsables demuestran que es un género que no morirá nunca y altamente maleable, que, actualizado y enriquecido con impresionantes efectos digitales de ultimísima generación, como es el caso, todavía tiene mucho recorrido por delante.