El fotógrafo de la Movida y más

Su leitmotiv fue el retrato, su estilo y sus técnicas fueron variadas y su obra abarca más de cuatro décadas. Durante los años 70 y 80, la obra del fotógrafo Pablo Pérez-Mínguez alcanzó su mayor reconocimiento. Ahora, el Centro Niemeyer de Avilés (Asturias) acoge, hasta el 13 de octubre, la exposición Detalles invisibles, donde el espectador descubrirá la cara más oculta del creador de los más importantes iconos de La Movida madrileña.